30 marzo 2010

El vaso medio lleno

Tanto oír a la gente quejarse de las lluvias llega a cansar. Es normal, claro, y es que mucha gente ha sufrido inundaciones, cortes de luz, pérdida de ganado o de las casas. Pero, y nunca mejor dicho, nunca llueve a gusto de todos, y a que saber ver más allá del interés individual. Y qué mejor que estas imágenes del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel para alegrar la vista.

2007-2010

2010

¿Vaya cambio desde 2007 verdad?

En noviembre de 2009 se tuvo que aprobar un trasvase urgente desde el Tajo, y al parque se le daba ya por perdido por la sobreexplotación a la que se han visto sometidos sus acuíferos; de hecho un mes antes, en octubre, la Comisión Europea incluso expedientaba a España por la degradación del parque. Famosos son sus incendios subterráneos, a lo que también ayudarán las lluvias.

Esperemos que con este respiro podamos seguir disfrutando de esta maravilla natural.

Extraído del reportaje aparecido en El País Semanal de ayer

1 comentario:

Arturo Meio Ambiente dijo...

Bueno bueno! desejo que continuem desfrutando destes belos lugares, devemos proteger o meio ambiente.
Eu te saludo de Brasil