12 diciembre 2011

Punisher: Warzone




Dirección:
Lexi Alexander
Guión: Nick Santora, Art Marcum y Matthew Holloway
Género
: Acción
Duración
: 107 minutos
Año
: 2008

Intérpretes: Ray Stevenson (Frank Castle), Dominic West (Russoti/Jigsaw), Julie Benz (Angela), Doug Hutchison (El chalado Jim), Wayne Knight (Microchip)

A pesar de que tenía muchas ganas de ver esta película, han tenido que pasar más de tres años para que por fin me acercara a ella. Parece que soy de los pocos a los que gustó la primera, aquella protagonizada por Thomas Jane y John Travolta, ya que a pesar de que quizá hubiera exigido un tono algo más oscuro y arriesgado, creo que la historia de venganza estaba muy bien llevada y el argumento acababa marcando una muy buena primera entrega, que podía corregir sus defectos según evolucionara la saga. Otros, sin embargo, la aborrecen con todas sus ganas, y pedían un tono menos light y más cercano a lo que Ennis estaba haciendo con el personaje en MAX. Aquí creo que, en parte, hay algo de Ennis, lo que puedo decir sin haber leído sus etapas con el Castigador, pero sólo lo muy superficial, el gore que suele caracterizar a sus obras, y el resultado es, sin duda, muchísimo peor que el de aquella primera parte.

Tras ver esta nueva entrega, creo que todo el mundo coincidirá conmigo en que se ha echado a perder una muy buena oportunidad, y explico por qué: la película pone en liza buenas ideas que faltaban en la primera, como el tono más oscuro del personaje y la historia, la caracterización de Frank Castle (más parecida a lo que es el personaje, un soldado en una guerra particular, con un buen arsenal de armas, un equipamiento realista como el chaleco antibalas, y entrenamiento militar que pone en práctica; además, me gusta mucho la elección de Ray Stevenson para el papel, aunque como intérprete aquí... Digamos que ni está ni se le espera), el beneplácito de algunos agentes de la policía (jugando con la moralidad del personaje), y la apuesta por una violencia explícita más acorde con el rastro que suele causar a su paso Punisher. Sin embargo, se acaban malentendiendo los términos, y de arriesgarse con mostrar violencia se pasa a una casquería sin sentido (mítico cuando Frank atraviesa con el puño una cabeza), el tono oscuro del personaje se confunde con que el actor vaya durante toda la película con cara de triste... Y un sinsentido tras otro.


La película es, sin más rodeos, mala de cojones. Un festival de gore sin sentido, malas escenas de acción (cámara lenta incluida en alguna ocasión), y un argumento simplón en el que se nos presenta una historia de un Punisher que descuartiza, explota, tortura y remata a todo tipo de personas, un tono muy oscuro que endulzan cutremente con la niña en todo momento en que aparece, y para más inri, los efectos especiales son penosos, algo que suele ser lo poco rescatable del mal cine de acción... Aquí ni tan siquiera eso. Por lo que, en resumen, como resultado tenemos una de las peores películas basadas en un héroe Marvel desde el
boom al que dio paso Blade, más propia de la serie B ateniéndonos al resultado final, y que para mí tiene un lugar meritorio entre la peor basura a la que he dedicado casi dos horas junto a otra obra maestra del cine de mierda que también tiene el honor de estar basada en otro personaje Marvel, Elektra.

Valoración:
*****

Toy triste

Toy sustao
Toy cagando

(Joer, con lo que me gustaba Tito Pullo... ¡Ya te podias haber quedado en Roma, Ray!)

3 comentarios:

Ternin dijo...

Pues a mi me entretuvo. La peli no tiene "ná" pero para echar el rato me vale más que la anterior.

Christian "Samanosuke" dijo...

Bueno opiniones personales aparte, no me puedes negar que no da bastante pena que hayan desaprovechado a buenos personajes Marvel con adaptaciones sosas, cutres o directamente malas, como Los 4 Fantásticos, Daredevil o el mismo Punisher.

Además, te puedo perdonar que te entretenga ésta, yo debo confesar lo mismo con Ghost Rider jajaja.

Resaca dijo...

Bajar, ver y olvidar, no da para más xd