10 octubre 2012

Ultimátum, de Jeph Loeb y David Finch

Ultimatum 1-5 USA
Guión: Jeph Loeb
Dibujo: David Finch
Panini; 176 páginas, 18,95€

Por fin he llegado a la altura de este evento en mi lectura (atrasadísima) de Ultimate Spiderman, así que entre número y número de la colección he decidido intercalar Ultimátum, el megaevento de la línea definitiva que, sin ninguna duda, se encuentra entre las peores lecturas de mi vida, y os explico el porqué.

El guión de Loeb es malo, malo, malo. ¿Sabéis lo que dicen sobre pegarle a un padre? Pues esto es como si en vez de pegarle, lo torturaras, lo violaras, lo descuartizaras y mearas sobre su cadáver, todo a la vez. Los personajes están absurdamente caracterizados, los diálogos son vergonzantemente molones y risibles, y la trama es una estupidez como una casa que Loeb arrastra de su etapa en los Ultimates: que va Magneto y al quedarse sin hijos (al ser estos supuestamente asesinados) decide cargarse todo el planeta. Uau.

Lo peor de todo es que la estúpida premisa sólo sirve para que los autores nos muestren toda la muerte y destrucción gilipollescamente impactante que se les venga a la cabeza: cadáveres por doquier, desmembramientos y decapitaciones a mansalva, evisceración de superhéroes... Vamos, que casi todos acaban muertos de una manera u otra. Y todo esto, para que al final, de nuevo de manera estúpida, el personaje se dé por vencido porque ¡oh!, ha descubierto un megasecreto con el que "todo cambiará y nada volverá a ser lo mismo®". Pero no acaba aquí el festival, ya que todavía quedan otra decapitación y un tiro directo a la cabeza, ambos en primer plano. ¡Olé tus cojones Loeb! Has captado a la perfección el tono que ha de tener una historia superheroica que debería ser épica y  triste a la vez, gore a cascoporro.

David Finch es, sin duda, uno de los dibujantes que más aborrezco, y es todo un suplicio encontrarme con él en las colecciones que sigo. Me pareció malo en Nuevos Vengadores, me pareció aún peor cuando tuve que tragármelo en Complejo de Mesías, aunque en Caballero Luna llegué a tolerarlo sin más (supongo que el tono oscuro tanto dela historia como del color le ayudaron)... Pero es que aquí se supera, y realiza una de las mierdas más grandes que haya yo visto, muy deudor del gran ROB! Liefeld: poses molonas sin sentido, músculos hipertróficos imaginarios, posiciones imposibles en la realidad (como la del abrazo), rayitas para mostrar lo malotes y enfadados que están todos, y anatomía femenina de muñecas Barbie con silicona. Acojonante.

Me reitero en lo dicho: esta es una de las peores bazofias que he tenido la desgracia de leer en mis más de 10 años leyendo Marvel. Ni el Spiderman: Capítulo Uno de Byrne, ni anteriores bazofias del mismo autor como el Superman/Batman o sus Ultimates me podrían haber preparado para esto. Madre mía como me alegro de no haber pagado por este mojonaco...

Aún así, y retomando el motivo por el que me he acercado a Ultimátum, el evento merece la pena por lo bien que lo aprovecha Bendis en la colección de Spidey, para seguir haciendo grande a dicha cabecera, con momentazos como en que el trepamuros intenta rescatar a los supervivientes mientras tiene que lidiar con Hulk, el momento de lucidez y arrepentimiento de Jonah, la negativa de Peter a rendirse aún al enfrentarse a sus peores miedos, el "Tía May" de cierto clon, o el episodio mudo en el que asistimos como espectadores a la impotencia tras una desastre de tal calibre incluso en los seres superpoderosos. Esta colección es por lo que aún sigo dando un voto de confianza al guionista en sus nuevas propuestas, y por lo que, a pesar de las pestes que pueda haber echado de él en otras colecciones, siempre mantendré que es uno de los mejores escritores que ha tenido Spidey en toda su historia.