04 abril 2007

El Maquinista (The machinist)


Dirección: Brad Anderson
Guión: Scott Kosar
Género: Thriller
Duración: 102 min.
Intérpretes: Christian Bale (Trevor), Jennifer Jason Leigh (Stevie), Aitana Sánchez-Gijón (Marie), John Sharian (Iván), Michael Ironside (Miller)

Trevor Reznik, operario de una fábrica, hace un año que no consigue dormir. Su salud y su condición física se han visto gravemente deterioradas, hasta tal punto de que sus jefes empeizan a creer que consume drogas. Las cosas empeorarán cuando, por un descuido, uno de sus compañeros pierda por su culpa un brazo. Con el rechazo de éstos, Trevor empezará a creer que es el objetivo de una conspiración en la que todo el mundo se encuentra contra él, hasta que debido a las pistas que va encontrando se dé cuenta de que no hace falta estar dormido para tener pesadillas...

Con un ritmo magistral a la hora de marcar el suspense, El Maquinista consigue mantener durante todo momento la tensión en el espectador, que no puede apartar la mirada ni por un segundo a la espera de descubrir que se esconde tras tan desquiciante acoso del protagonista, para llevarte durante todo su metraje a donde quería, al punto en el que nos encontramos indefensos, expectantes, y sobrecogidos, por tan sorprendente revelación. Porque, a diferencia de Saw, el film no se guarda un tramposo golpe de efecto para su final, y dejar boquiabierto a todo el público: aquí, dicho golpe de efecto se ha construido en todo momento, de manera excepcional, gracias a un guión inteligente que nos ha manejado en todo momento a su antojo. Que no te ha dejado soltarte ni un sólo momento, con su asfixiante entorno que no nos deja descubrir, como la cámara, lo que deseamos ver, y la agonía del por qué de la inexplicable confabulación de todo el mundo contra Trevor, para darnos cuenta que puede que hayamos confiado demasiado (o demasiado poco) en la visión de este desquiciado insomne. Porque las apariencias engañan, pero engaña más el tapiz con el que se miran.

Un thriller genialmente orquestado, de principio a fin, con el ritmo adecuado para que, una vez nos acercamos a su solución, nos sintamos tan desquiciados y confusos como el protagonista. Por desgracia, como la genial Seven, de David Fincher, con fecha de caducidad por cada visionado o, al menos, con pérdida de gran parte de su efectividad una vez atados todos los cabos en la segunda revisión.

Valoración: *****

2 comentarios:

Merrick dijo...

Una gozada de peli. Por desgracia, por aquella época salieron bastantes pelis con una resolución similar, y la sorpresa se chafaba un poco.

Increíble que el prota hiciera de Batman cachas poco después.

Christian "Samanosuke" dijo...

Sí, parece que el filón "Seven" aún sigue dando coletazos, pero por suerte yo he cogido una buena y no me he estropeado nada antes. ^^

>Increíble que el prota hiciera de Batman cachas poco después.

Bufff... Es increíble tío. ¿Cuánto puede pesar aquí? ¿50? ¿60 kilos? Y después no veas el pedazo de Bruce Wayne (físico incluido ) que se marcó. O_O