30 agosto 2005

Cuando cultura quiere decir libros


No sé si os habrá pasado lo siguiente (aunque casi seguro que sí).
Situación: Os encontráis en vuestra habitación (o en cualquier otro lugar), jugando por ejemplo a la PlayStation. De repente, aparece vuestro padre/madre/otro familiar cualquiera que os ve jugando a un juego violento (para que os sea más familiar, estáis jugando al GTA San Andreas o alguno parecido), y suelta:"No me extraña que la juventud esté como esté, si se pasan todo el día encerrados en casa matando gente en vez de interesarse por la cultura" (¡Atención! Ésta afirmación puede dar lugar a equivocaciones, porque aquí el significado de cultura normalmente es el de libro). Una de las acciones más habituales que realiza el individuo en cuestión es irse sin más, y otra la de decirte: "A ver si alguna vez te veo leyendo un libro tanto tiempo". Vale, es verdad, no dedicamos a leer ni una décima parte del tiempo que nos pasamos jugando (algunos ni eso). Pero... ¿Sabe esa persona cuánto puede llegar a costar un libro? ¿Estaría dispuesta esa persona a pagar de su bolsillo ese libro (como ya he dicho, también son llamados por algunas personas "cultura". ¡Pobre de ellos! Si vieran alguno de los libros que yo he visto...)? Como ejemplo, pondré el de un libro del escritor de moda: Dan Brown. Puede costar unos... ¡18 EURAZOS! ¿Os imagináis lo que es eso por unos 300 folios que, una vez leídos, pasan a formar parte de la decoración de alguna habitación (vaaaaaaale, se pueden volver a leer)? Pues es mucho. Y muchos dirán: "Pues los juegos de la PlayStation son más caros". De acuerdo. Pero ya que nos ponemos, hagamos comparaciones entre ambos:
  1. Duración. Suele ser mayor la de los videojuegos, más si hablamos de juegos de rol, que pueden llegar a sobrepasar las cien horas. Ni punto de comparación con lo que te ofrece un libro (aunque, como ya he dicho antes, puedes releerlos).
  2. Diversión. Este punto es muy subjetivo. Yo no me mojo, pero supongo que la mayoría se decantará por la diversión que le proporciona un videojuego.
  3. Sabor de boca final que te deja el producto. Para mí, el recuerdo que te puede dejar un buen libro es incomparable con el de los videojuegos (salvo algunas extraordinarias excepciones: Final Fantasy, Metal Gear,...).
  4. Accesibilidad al material. Los videojuegos se pueden encontrar hoy en día en cualquier lugar, aunque para acceder a ellos siempre debes pagar (precio de venta del videojuego o del alquiler), a menos que te lo preste un amigo. En este punto ganan los libros, presentes en todos los lugares del mundo (kioscos, librerías, papelerías...) y muy accesibles económicamente, ya que en algunos sitios ni necesitas pagar por su uso (véase Biblioteca, ese lugar inexistente para algunos jóvenes).

    En conclusión, que siempre podéis elegir libremente a lo que queráis dedicar vuestro tiempo, ya elijáis videojuegos, libros, o cualquier otra afición, pero yo recomiendo que os abráis a todas las posibilidades y no os encasilléis en un estilo de vida cerrado, no saldréis perdiendo, porque siempre aprenderéis algo que no sabíais.




    2 comentarios:

    not an addict to the coke dijo...

    joder tio si leyeras sabrías que abrir es sin h. Cito textualmente
    " yo recomiendo que os habráis a todas las posibilidades "
    YA TE VALE XDDDD

    Christian "Samanosuke" dijo...

    ¡Ja,ja,ja!
    Muy bueno, sobre todo teniendo en cuenta las innumerables faltas de ortografía que has tenido en tan sólo 3 líneas. Magnífico.
    Oye, eres muy, pero que muy bueno.
    ¡Ah! Y ya no te digo si miramos en tu blog...
    Aparte de esta pequeña disputilla, gracias por corregirme el error que, eso sí, y lo creas o no, no tiene nada que ver con la lectura.
    Y una pregunta... ¿Me puedes decir aunque sólo sea tu nombre? Porque te juro que conozco tu blog de antes, y no sé de qué.