08 febrero 2007

House, las propias convicciones por encima de todo

La verdad, creo que es una lástima, y una gran equivocación enmarcar House M.D. como "una serie de médicos". De un desconocimiento completo, he de decir, de la serie. Porque, si bien cada capítulo se desarrolla dentro del hospital y en el inherente contexto médico, con su repetitivo "modus operandi" a la hora de desarrollar los casos clínicos, esta serie es mucho más. Y lo es, gracias en gran medida, a su personaje principal, el Dr. Gregory House, al que los guionistas se han encargado de dotar de una marcada personalidad y un carácter que rompe con la superficialidad y los convencionalismos marcados por la sociedad.

Y es mucho más, por varias razones: ya ha tocado, en las diferentes temporadas, temas como el sistema sanitario estadounidense, o la gran mentira de las farmacéuticas, por ejemplo. Pero en cada episodio, y más en esta temporada, que está siendo realmente sublime, House se permite el lujo de tratar la moral, la ética tanto humana como la médica (si es válido hacer esta diferenciación, al tocar temas como la eutanasia, el cáncer, o el retraso mental, desde una singular perspectiva, con la que se puede estar de acuerdo o no, pero que invitan a la reflexión. Con un personaje como House, manipulador, cínico, sarcástico y ofensivo, vemos que, aún convirtiéndose para algunos en un tipo sin escrúpulos, un profesional pragmático carente de sensibilidad, es un hombre que, por encima de todo, tiene (y mantiene) sus principios. Algo a loar hoy en día, en el que las apariencias imperan por encima de todo, y más en un mundo tan lleno como ahora de peleles.

House hace tiempo que rompió su contrato con una sociedad que no está hecha para él, y dejó de ser una parte más de ella, para ser un hombre, libre por encima de todo, sólo atado a sus principios.

2 comentarios:

Nacho M. G. dijo...

A mi lo que más me molesta es una visión superficial de la serie. No es dificial encontrarse con mucha gente que no profundiza en el contenido y se queda solo con las paridas y chorradas que dice House, y claro, pasa lo que pasa: se acaban cansando y la serie les acaba pareciendo repetitiva.

FOXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Christian "Samanosuke" dijo...

Es que eso es lo malo... Y lo bueno. Porque por desgracia, si no fuera por las salidas de tono de House la serie no tendría las audiencias que tiene, y no hubiera acabado siendo una de las series mejor tratadas en nuestro país.

Pero si, me jode que sólo se la vea como una serie de médicos (¡que la he visto comparar con Anatomía de Grey coño!) y no se rasque un poco más cuando, sobre todo en esta tercera temporada, se ha visto que hay mucho más bajo la superficie.