05 febrero 2007

Hulka: Titania

Hulka Vol. 2 7-12 USA
Guión: Dan Slott
Dibujo: Juan Bobillo y Paul Pelletier
Panini; 144 páginas, 9'25€

Si con el primer tomo me lo pasé pipa, llegando incluso a considerarlo como mi mejor lectura del 2006, no me podía llevar mayor disguto con este tomo. Lo que, ojo, no quiere decir, ni de lejos, que sea un mal cómic; pero es que, visto lo que hizo en los anteriores, no le llega ni a la suela de los zapatos al anterior ni en el guión ni en el dibujo.

Dan Slott, aunque igual de imaginativo y travieso que en aquél, ha dejado las historias unitarias autocontenidas (aunque relacionadas entre sí) para presentarnos en este tomo dos líneas argumentales claramente diferenciadas que darán cierre a la colección, hasta su renumeración en los USA. Las historias se centran esta vez mucho más en la relación de Hulka con el resto del
Universo Marvel (viaje por el espacio incluido), dejando bastante más aparcado el humor a las referencias a la continuidad y a perdidos personajes puestos en comprometidas situaciones, que arrancarán una carcajada gracias en buena parte por el dibujo de Bobillo. Al contrario que Pelletier, un dibujante correcto al que se le ve como pez fuera del agua en esta colección, pero que dados los derroteros por los que se decanta Slott con la acción en primer plano en los últimos números da un resultado global bastante acertado, y menos "cantoso", menos fuera de lugar que en la comedia pura a la que su dibujo hace un flaco favor. Mucha menos regulares son las portadas, con algún que otro "susto".

Lo mejor del tomo es sin duda el ejercicio autorreferencial del final, con la que Slott critica de manera magistral el extremismo "continuista" de los lectores de cómics. Pero, como decía arriba, difícil sentirse igual de satisfecho al acabar la lectura de este Titania una vez visto de lo que es capaz el guionista: de arrancarnos, de la manera más drástica posible, sin que siquiera lo esperemos, cientos de carcajadas con una sola viñeta, que en muchas ocasiones queda para el recuerdo (sigo diciendo que la historia de Spidey es de lo mejor que he leído del personaje), y que en no menos ocasiones hará aflorar más de una sonrisa cómplice.

Valoración: *****

Más reseñas: Hulka: Mujer verde soltera...

5 comentarios:

Observador dijo...

Tu lo que pasa es que eres un hereje e incluso me atreveria a decir mala persona por criticar a Slott de esta manera :-P

Lo que te ha pasado es que despues de la historia de Spidey todo te parece flojito y claro, pasa lo que pasa. Tranqui que el siguiente tomo ya veras como remonta el vuelo para arriba otra vez.

Nacho M. G. dijo...

Pues a mi me gustó más este segundo tomo. Se ve que los personajes van definiendose: hay más drama, más emoción y vuelve la villana de Hulka por excelente.
Para mi el mejor ejercicio autoreferencia de la historia del cómic lo hizo Brian Michael Bendis en la saga final de Alias en la que Jessica Jones se reencuentra con el Hombre Purpura.

FOXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Christian "Samanosuke" dijo...

>Tranqui que el siguiente tomo ya veras como remonta el vuelo para arriba otra vez.

A vez si el siguiente tarda tan poco en salir como este segundo, que ya hay ganas. ^^ ¡Y que Viturtia saque ya los GL Avengers, hombre ya!

>Para mi el mejor ejercicio autoreferencia de la historia del cómic lo hizo Brian Michael Bendis en la saga final de Alias en la que Jessica Jones se reencuentra con el Hombre Purpura.

Ah, sí, esa serie que se merecería una reedición y que no la tiene cuando salen mierdas a porrón en formato BOME :( (esto es una manera como cualquier otra de decir que no he leído Alias jeje).

Dianoia dijo...

Desde luego, Alias me parece un gran cómic, estoy con vosotros... y sobre el tema de la entrada, este tomo de Hulka a mí también me ha descolocado un poco... por el cambio de tono, más que nada. No sé si tan temprano en la serie -aunque tal vez Slott supiera ya que iban a cancelársela- era conveniente pasar de las historias de líos judiciales a otra más típicamente superheroica -el arco de Titania-. Quizá Slott pensó, no sin razón, que a Pelletier le pega más ese tipo de historia, menos humorística y más clásica del género, que al simpar Bobillo. En fin, que me ha gustado.

Ternin dijo...

A mi me encantó, lo que ocurre es que se pierde el factor sorpresa y refrescante del primer tomo.