03 enero 2006

Cadena Perpetua

Andy Dufresne (Tim Robbins), condenado a doble cadena perpetua por el asesinato de su esposa y el amante de ella, es trasladado a la prisión de Shawshank, donde al cabo del tiempo entablará amistad con presos y trabajadores de la prisión. Sobre todo se hará buen amigo de Red (Morgan Freeman), y esto es gracias a su actitud y al esfuerzo por mejorar las condiciones de los presos durante su estancia en la cárcel. Pero no todo puede salir como el quisiera...

Esta película, que pude ver ayer gracias a Cuatro (¡Diossss! ¡Cómo amo a este canal!), de cuya dirección y guión (sobre el relato de Stephen King) se encarga Frank Darabont, es toda una joya. Tan sólo por la presencia de los dos actores principales (para mí, dos de los mejores de la historia) merece la pena verla: el siempre magnífico Tim Robbins (actualmente en la cartelera de nuestro país con "La vida secreta de las palabras" de Isabel Coixet) y el secundario de lujo por antonomasia, Morgan Freeman, un actor que sabe rodearse de las mejores estrellas del cine actual (y de moda durante este año que acaba de terminar, con películas como "Million Dollar Baby" (por la que consiguió el Oscar al mejor secundario y compartió planos con "gigantes" como Clint Eastwood y Hilary Swank), "Batman Begins" (con Christopher Nolan, Michael Caine, Liam Neeson,...) y "Danny The Dog" (Jet Li y Bob Hoskins). Toda una garantía de calidad.
La película, con 7 nominaciones a los Oscar en 1994 (de los que no consiguió ninguno, ya que ese era el año de "Forrest Gump"), cuyos temas principales son la esperanza y la amistad, está basada en el libro de Stephen King "Rita Hayworth y la redención de Shawshank", y la acción transcurre en su mayor parte en una prisión. El protagonista principal, Andy Dufresne, es un banquero declarado culpable por doble homicidio (aunque él afirma ser inocente), que pasa el tiempo en la cárcel tallando figuras en piedra y que siempre está intentando ayudar a la gente, por lo que su estancia en la prisión se hará mucho más llevadera.
A mí la película me ha dejado un buen sabor de boca, y dos mensajes positivos, el de que gracias a la esperanza y la persistencia cualquier persona puede conseguir sus metas, y la importancia de la amistad en los momentos difíciles. Además, las situaciones de en las que se priva de su dignidad a los presos, junto a aquellas en las que se muestra la posibilidad de la "redención" de éstos invitan a la reflexión, y te llegan a hacer ver que, detrás de esos aparentes asesinos, ladrones,... Sin escrúpulos, se encuentran personas normales que, puede que tan sólo una única vez en su vida, cometieron un error.
Valoración: 5/5.


La pareja protagonista, todo un lujo que eleva la calidad de cualquier película

2 comentarios:

Alehuelva dijo...

¿Por qué puntuaste la del anterior post sobre 10 y esta sobre 5?

Christian "Samanosuke" dijo...

Porque lo he cambiado.
Ya he dicho que éste va a ser un año de cambios...
Ya en serio, porque creo que se ajusta así más a mi criterio, que explicaré en el siguiente post.