07 enero 2006

El viaje de Chihiro (Sen to Chihiro no kamikakushi)

Chihiro y sus padres, que viajan a la que será su nueva ciudad, paran a descansar a la puerta de un extraño túnel. Tras atravesarlo, Chihiro encontrará un misterioso lugar habitado por extraños seres de extrañas razas, y deberá huir de dicho lugar, donde los humanos no son bien recibidos. Pero no todo será tan fácil, ya que al regresar con sus padres descubrirá que éstos se han convertido en cerdos, y se verá obligada a volver a la extraña civilización para devolver a sus padres su aspecto real, y en dicho lugar encontrará extravagantes amigos como el joven Haku, un chico que no puede escapar de la ciudad porque no recuerda su nombre.


La escena con el hollín quizá sea la más preciosa de la película
El Studio Ghibli, uno de los más prestigiosos estudios de animación del mundo, nos sorprendió a todos en el año 2001 con esta fabulosa producción, una película que consiguió, entre otros premios, un Oscar y un Oso de Berlín, y que dio definitivamente fama internacional a uno de
los máximos responsables del equipo de Ghibli, Hayao Miyazaki, cuyo nombre ya empezara a sonar fuera de Japón hace algunos años con "Mi vecino Totoro" y más recientemente con "La princesa Mononoke".

Con esta magnífica película el Studio Ghibli enamoró a gran parte de la crítica y del público mundial, que ya la consideran una de las obras maestras de la animación. Y no es para menos, porque el mundo al que viaja Chihiro se encuentra plagado de fantásticas criaturas, de inolvidables aventuras y de fieles amigos, todos ellos rebosantes de una simpatía que atrapa y engancha a todo espectador que se deje atrapar por la magia de "El viaje de Chihiro".
Y es que, además de su extraordinaria historia digna tan sólo de la imaginación de un genio, en la que se mezclan el encanto y la inocencia de la infancia con valores como la amistad, el valor, el amor,... Cuenta también con una extraordinaria animación: Escenarios enormes y
detallados, personajes con un bonito y simpático diseño llenos de carisma, unas animaciones muy fluidas (que en ningún momento aparecen forzadas) y realistas, una magnífica banda sonora... Todo en esta película es perfecto, y es que no en vano el Studio Ghibli cuenta con un museo propio, ya que lo que hacen es crear auténticas obras de arte.

El famoso logo del Studio Ghibli
Por suerte, cada vez queda menos para que se estrene en nuestro país "Howl's Moving Castle", una de sus más recientes producciones, y además tenemos la suerte de contar con algunas de las mejores películas de Ghibli publicada en DVD ("Laputa" (conocida aquí como "Castillo en el cielo"), "La princesa Mononoke" o "La tumba de las luciérnagas", entre otras).

Tan sólo nos queda esperar a ver si alguna compañía se atreve a traer los numerosos títulos de este estudio inéditos (al menos en su versión en DVD) en nuestro país (como el clásico anteriormente mencionado "Mi vecino Totoro", "Puedo oír el mar", "Porco Rosso" o "Nausicäa", por citar algunos ejemplos) y que una cadena apueste por el anime a nivel nacional, para darle a éste la atención que se merece entre los espectadores.
Valoración: 5/5

¡Lo siento! No he podido resistirme a poner este encantador boceto.

2 comentarios:

Alehuelva dijo...

Hoy puedo decir, vi la película gracias al blog indecente.

Christian "Samanosuke" dijo...

Pues si es así, si la viste gracias a mí, y encima te gustó, yo ya estoy contento.
Espero que le des una oportunidad al anime, Sr. Estupentástico.